Imprimir
La era Navistar en México
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

altHan transcurrido poco más de 2 décadas desde que Navistar se instaló en México y trajo con sigo una de las plantas más productivas en la región. La historia de esta gran compañía inició hace casi 2 siglos con Cyrus Hall McCormick (1809–1884) un inventor estadounidense que en 1831 fundó la empresa McCormick Harvesting Machine Company, que se volvió parte de International Harvester Company en 1902.


A pesar de que generalmente se considera a McCormick el inventor de la cosechadora automática y otras máquinas agrícolas (como la engavilladora que al tiempo que cosechaba el trigo amarraba los fardos de paja que se obtenían como sub-producto) que revolucionaron las prácticas de la agricultura de los Estados Unidos durante los años 1850-1880.


Su mérito radicó en la integración de los conceptos de diseño, en la obtención de las patentes respectivas y finalmente en la fabricación de la maquinaria hasta hacerla comercial.


Hoy y tras una gran historia de éxito la planta que Navistar fundó en Escobedo, Nuevo León cumple 2 décadas y lo hace siendo la planta de mayor producción en todo el mundo, fabricando en promedio 50 mil unidades al año. Es además una de las compañías líderes en tecnologías y servicios para el sector autotransporte. Cuenta con tres unidades de negocio: Planta, Refacciones y Financiera, así como una fuerte red de distribuidores.


Presentes en México desde 1926 como socio tecnológico en diferentes facetas, aparece oficialmente en el país en 1996 comercializando sus productos directamente y anunciando la construcción de su planta de Ensamble en Nuevo León que dos años más tarde se materializó, siendo hoy por hoy la ensambladora más moderna de tractocamiones, medianos, ligeros y chasises para autobuses de América; cuenta con tecnología de punta y la infraestructura necesaria para llevar a cabo un proceso de manufactura eficiente con los más altos estándares de calidad que exporta poco más del 80% de su producción a más de 15 países incluyendo Estados Unidos, Canadá, Centro y Sudamérica, Sudáfrica, Australia, Emiratos Árabes, Túnez e India, entre otros.


Hacia finales del siglo XX y para recibir el nuevo milenio Navistar abre las puertas del más grande Centro de Distribución de partes en México, el PDC por sus siglas en inglés (Parts Distribution Center), ubicado estratégicamente en Querétaro, centro geográfico del país.

Posteriormente la marca presenta los primeros camiones de alto rendimiento, con motor International® DT 530 y DT 466. Alcanzando a partir de esa fecha el primer lugar en ventas de camiones medianos, Serie 4000, hoy en día los camiones de la gama DuraStar®. Adicionalmente, International® trae la producción de la Serie 7000 (WorkStar®) a Planta Escobedo.alt


A menos de una década de su apertura, la Planta Escobedo obtuvo el Premio Nuevo León a la calidad, máximo reconocimiento nacional por producción con los más altos estándares de calidad. Hacia septiembre de 2006, International Planta Escobedo celebró en grande la producción de la unidad 150 mil que marcó un récord y en aquella ocasión el festejo tuvo como invitado de honor al entonces Presidente de la República, Lic. Vicente Fox Quesada y al Gobernador del Estado de Nuevo León, José Natividad González Parás.


International® en México ha logrado romper récord de producción de unidades, adicionalmente cuenta con el tracto camión más equipado, con mayor tecnología y el más aerodinámico, el Prostar®, así como la gama más amplia de camiones de rango medio, severos y ligeros, además de sus autobuses urbanos y suburbanos, desarrollando cada día nuevos y mejores productos para los más exigentes clientes, los mexicanos, ofreciendo constantemente nuevos servicios, más integrales y acordes a la necesidad de cada región, de cada cliente.


Hoy y tras una gran historia de éxito la planta de Navistar en Escobedo en Nuevo León cumple 2 décadas y lo hace siendo la planta de mayor producción en todo el mundo, fabricando en promedio 50 mil unidades al año.