Imprimir
Aerobús… el bus aerodinámico de los años 80 en Latinoamérica
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

La aerodinámica es una ciencia que siempre desveló a los técnicos e ingenieros desde comienzos del siglo XX. Esta ciencia ha sido fundamental para el rendimiento de los vehículos en especial en el consumo de combustible y en la velocidad final. La evolución de los vehículos siempre estuvo atada al estilo, diseño y también a las formas aerodinámicas. Aunque también las formas redondas estuvieron de moda en los 70 y 80 como parte de la modernidad.

alt

Esta ciencia también llego poco a poco a la industria de los autobuses, transformándolos, aunque la función principal de un autobús es transportar personas de una manera cómoda y segura. Lo cierto es que a finales de los 70, como consecuencia de la crisis del petróleo a nivel mundial, fueron afectando sus diseños, con líneas más caprichosas, creando modelos, que tal vez fueron no muy agraciados por sus formas, pero si muy efectivos en lo que hace a la resistencia al avance.


En este aspecto podemos retroceder a la década de los 80, puntualmente a Argentina que fue precursor en el uso de autobuses de forma aerodinámica, con dos modelos emblemáticos en la región, el Cametal CX 40 realizado por el afamado diseñador Argentino Bustillo y el JET BUS o Aerobús, creado por un emprendimiento de promoción industrial de una empresa creada al efecto, en la localidad de Necochea, Provincia de Buenos Aires, Argentina.


Este tipo de vehículos fueron causantes de voces a favor y otras tantas detractoras, por las formas atemporales que no respetaban los patrones de diseños por aquellos años.


El Aerobús, el modelo que estamos presentando en estas fotos, fueron unidades aparecidas en 1986, de las cuales solo se construyeron 12, ya que su construcción era prácticamente artesanal y padecía muchos problemas de calidad que fueron, retrasando su proceso productivo.


Si vemos este autobús, nos daremos cuenta que sus líneas están inspiradas en el fuselaje de un avión, por eso el nombre de Jet bus. Y esto lo podemos ver en las formas curvas de sus ventanillas, que acompañan las líneas cilíndricas de su cuerpo, muy parecido al fuselaje de un avión. Entonces, nos queda claro que los diseñadores se inspiraron en esta industria para su desarrollo. Su trompa perfilada hacia abajo y redondeada, mejoraba considerablemente su penetración aerodinámica.


Estaba basado en una construcción semi-autoportante, una novedad en aquellos años donde solo se utilizaba parte del chasis en la zona del motor y ejes traseros, como tan bien la parte frontal.


La unidad que vemos en las fotos, fue exhibida en la exposición, Auto clásica 2016, realizada en la ciudad de San Isidro, Buenos Aires, y corresponde a un coche, que cumplió funciones en la empresa de Transporte Gral. Urquiza, que por aquellos años había sido uno de sus primeros compradores, con dos unidades.


El Aerobús, así llamado, en su época causó una sensación increíble y muchos de los que hoy tenemos más de 40 años y nos acordamos de este autobús, queríamos siempre viajar en él.


Esta unidad fue montada sobre un chasis Scania K 112 de aquellos años, en el que contaban con el motor Scania de 6 cilindros, sin turbo de uno 300 CV, que provenía del camión L 111. Su concepción, novedosa por aquellos años, tal como lo comentamos, al utilizar un chasis semi autoportante, con suspensión full neumática.


La unidad en cuestión contaba con 56 asientos y poseía un ingreso central por una puerta del tipo panorámica, que se introduce a la carrocería, la que permitía el ingreso y egreso de los pasajeros, mientras que el conductor y su acompañante, lo hacían por una pequeña puerta ubicada en la zona de la cabina, que estaba dividida de la zona del pasaje.


Lee la nota completa en nuestra revista impresa...