Imprimir
 El Túnel de la Bahía de la Habana... una obra maestra de la ingeniería civil
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

altLa histórica, mítica y fascinante capital de cuba, La Habana es una ciudad llena de paradojas y contradicciones, cuyos principales atractivos son la belleza de sus calles, arquitectura excepcional, su pasado revolucionario, oferta cultural y por supuesto su ingeniería civil, porque claro que esta ciudad cuenta con grandes obras.


Y hoy nos centraremos en el emblemático Túnel de la Bahía de la Habana que une el este con el actual Centro Histórico de la capital cubana, fue en septiembre de 1955 cuando inician las obras de construcción del túnelque se convertiría en parte de la lista de las 7 maravillas de la ingeniería cubana; sin duda una de las mayores y más osadas obras que se haya construido en Cuba es el túnel submarino que atraviesa la boca de la bahía de la Habana. Su culminación data del 25 de mayo de 1958 y estuvo a cargo de la empresa francesa Societé des Grands Travaux de Marseille, a su vez al ingeniero cubano José Menéndez se le encomendó la dirección técnica, gracias a l trabajo en conjunto y la mano de obra experimentada quedó inaugurado el más extenso túnel bajo el mar con que cuenta la mayor de las Antillas.


El viaducto surca bajo el mar más de 700 metros y se encuentra 2 metros por debajo del fondo de la bahía. Su profundidad respecto al nivel del mar es de entre 12 y 14 metros. Su objetivo principal es conectar de una manera fácil y rápida el sector este con el Centro Histórico, evitando recorrer más de 20 kilómetros de bahía.


El Túnel de la Bahía de la Habana posee 4 carriles de ida y vuelta; está construido bajo un método de tubos de hormigón reforzado, capaces de aguantar la fuerza de miles de toneladas de agua marina. La altura del túnel es de 4.25 metros, por lo que está limitado el acceso para algunos vehículos de gran tamaño. El costo de esta colosal obra fue en su época de unos 30 millones de dólares, su ejecución duró casi 3 años.


El tránsito de un extremo a otro del túnel se realiza en unos 45 segundos a 60 kilómetros por hora, cuando el tráfico se comporta con normalidad. En muy pocas ocasiones se ven embotellamientos en el movimiento vehicular. Según las estadísticas, unos 32 mil vehículos hacen uso de las facilidades de este túnel habanero cada día (datos de 2014).


Gracias a la construcción de este túnel no sólo se unieron las dos partes de la ciudad, sino que se extendió el área habitacional de La Habana formándose nuevas zonas residenciales, además es el lugar de tránsito populares para viajar hacia otros sitios turísticos como la ciudad de Matanzas o el balneario de Varadero.


En su interior presenta un excelente servicio de alumbrado para la comodidad de los automovilistas. El túnel de La Habana no es el único existente en la ciudad, pero se le denomina así por la gran importancia que tiene para el transporte y por su majestuosidad.


Importancia del túnel


El servicio de esta vía es fundamental para el desarrollo habitacional de La Habana, después de 1959; cuando concluyó la construcción de los repartos de Habana del Este y Bahía, y surgió Alamar, un conjunto de edificaciones para más de 100 mil personas, cuya mayoría trabaja o estudia en distintos barrios de la capital y pueden hacer el recorrido desde sus hogares cada día en apenas media hora, desde el Parque Central.


altalt


Lee la nota completa en nuestra revista impresa...