Imprimir
La icónica Volkswagen Transporter... El caballo de batalla alemán
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

altTras la culminación de la segunda guerra mundial la fábrica del vehículo del pueblo alemán que Hitler construiría, localizada en el renombrado pueblo de Wolfsburg fue cuna de uno de los vehículos más icónicos del mundo: el Transporter de Volkswagen.


La idea nace del visionario holandés Ben Pon que tras su visita a la fábrica que aún estaba en pie en el pequeño pueblo alemán realizó un boceto para la manufactura de un vehículo para transporte que asemejaba una caja de zapatos con una cabina y motor; con el tiempo y a pesar de las dificultades Ben Pon continuó con la idea del vehículo utilitario y tras su llegada a la dirección de Volkswagen en 1948 Heinrich Nordhoff ve el gran potencial del vehículo y se inició el desarrollo del Typ 2.


Sin embargo, los ingenieros se enfrentaron a la problemática de la rigidez del chasis del Sedán (también conocido como Vocho o Escarabajo), por lo que se dieron a la tarea de construir un chasis nuevo con características únicas que le permitiera al motor de 1131c.c. de 25 Hp de potencia mover 750 kg de carga. Fue así como los primeros prototipos vieron la luz en 1949 y el modelo definitivo saldría de la línea de producción de Wolfsburg en 1950 bajo el nombre de Transporter (T1) con una mejora sustancial en los frenos, la dirección y el diseño de la cabina.


En un inicio se construyeron sólo dos unidades, una fue destinada a la venta y la otra se quedó en la fábrica para la realización de pruebas; fue hacia abril de 1950 que la producción ascendió a 10 unidades al día y para mediados de año este número se elevó a 60; su éxito fue rotundo pues tan sólo el primer año se construyeron más de 8 mil unidades y para el año siguiente existieron 10 mil pedidos.


Su éxito fue implacable pues a 4 años de haberse iniciado su producción ya se habían fabricado 100 mil unidades en 30 versiones diferentes. A lo largo de los años experimentó diversos cambios en su diseño y para año 1963 la puerta lateral de doble hoja se cambió por una corrediza.


La segunda generación de Transporter se catalogó como T2 y llegó al mercado en 1967, sus nuevas características se centraron en la potencia, el tamaño, el confort y la seguridad, equipó motores de 1.6 a 2.0 litros y potencias de 47 a 91 CV, lo que le proporcionaban un mayor kilometraje. La T2 se comercializó a lo largo de 12 años, tras lo cual fue sustituida por la T3, aunque en Brasil se continuó fabricando hasta el año 2013 bajo el nombre Kombi.alt


La Transporter en su generación T3 se coronó como la última edición de una leyenda, que dio paso a grandes transformaciones; la T3 fue la última de una saga, ya que a partir de este modelo se dijo adiós al todo atrás, a los motores bóxer y a la refrigeración por aire. Sus prestaciones: mucho más grande, cómoda, más rápida y segura. En esta versión se incorporaron motores a diesel/gasolina, tracción integral, cambio automático y en algunas versiones se introdujo el aire acondicionado; esta generación se diferenció por sus diversos niveles de equipamiento.


Para el inicio de la década de los 90 arranca la producción de la T4 que marcó el fin de la Transporter conocida hasta entonces e inició una revolución al incorporar motores delanteros -refrigerado por agua- a diesel de cuatro y cinco cilindros; parte del éxito de la T4 fue su versatilidad, pues estaba disponible en muchas formas y tamaños como estándar y formó la base de muchos vehículos especializados. Después de una carrera de casi 14 años la producción de T4 cesó en 2003, lo que lo coloca en segundo lugar en producción, seguido sólo por la T1.


La gama Volkswagen Transporter T5 es la quinta generación de vehículos comerciales ligeros de tamaño mediano, fue lanzado en octubre de 2002 y entró en plena producción hacia abril de 2003, su mercado clave fue Alemania, Reino Unido, Taiwán, Rusia, Francia, Turquía y Singapur, sus características clave fueron: gran seguridad, tecnología y un mayor equipamiento. Inicialmente incorporaba motores de cinco cilindros tal como su antecesora, pero con el restyling que experimentó pasó a los motores 2.0 TDI de cuatro cilindros entre los que destaca un diesel biturbo con cambio automático DSG de siete velocidades.


Lee la nota completa en nuestra revista impresa…