Imprimir
La fortaleza y estabilidad del chasis Isuzu es garantía de la marca japonesa ...
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

altEl chasis es el elemento estructural encargado de soportar los esfuerzos estáticos y dinámicos de los vehículos, su diseño eficiente tomó muchos años a la industria, y hoy se ha perfeccionado de tal manera que es indisoluble de conceptos como peso, módulo de sección y resistencia a la cedencia. Tiene relación directa con la seguridad de las personas que viajan en el vehículo porque además de ser concebido para dar sujeción a los componentes mecánicos, también debe cumplir la función de absorber de la mejor manera posible los impactos y evitar la deformación. De este modo, cuanto más rígido y resistente resulte, más seguros se sentirán los pasajeros, ya que menos probabilidades habrá de que el habitáculo sufra alguna contingencia en caso de accidente.


Bajo estos conceptos Constantino Vázquez, Gerente de Mercadotecnia y Planeación de Ventas de Isuzu nos define que la fortaleza y estabilidad del chasis Isuzu es responsabilidad directa del material con el que se fabrica, “actualmente se trata de una aleación de acero proveniente de Japón, no sabemos si en el futuro van a ser así los vehículos que están tratando de reducir peso (en este caso se podría utilizar alguna aleación pero habría que tomar en cuenta los costes que esto implicaría).


Otro factor es qué tanto material se utilice en la construcción del chasis, es decir, si tienes un elemento estructural de mayor espesor va a dar mayor resistencia en la medida que el vehículo va siendo más grande y va tendiendo una mayor capacidad de carga, por eso algunos clientes acorazan sus unidades, práctica completamente desaconsejable porque además de perder la garantía, afectan el desempeño de la unidad y provocan desgaste prematuro, además de que incide en el incremento del consumo de combustible.


Isuzu cuenta con muchos controles en la fabricación que nos aseguran que los largueros vayan paralelos y los travesaños perfectamente perpendiculares y el torque adecuado; al mismo tiempo nuestro chasis tiene múltiples perforaciones que permiten que el carrocero tenga las herramientas para montar todo lo necesario sin necesidad de taladrar porque al modificar el chasis se pueden afectar las propiedades mecánicas de resistencia”, destaca el ingeniero.


“Lo más importante es que hagan bien el carrozado porque se debe tener muy en cuenta todos los factores, de lo contrario se puede llegar a tener problemas de vibración y seguridad, tanto de la propia unidad como de los que están alrededor; por eso tenemos disponibles camiones en diferentes largos en todas nuestras series a partir del ELF 300, para que el cliente no tenga que hacer ninguna modificación, contamos con un chasis que se adapta a las necesidades de carga de todos los clientes”...


Lee la nota completa en nuestra revista impresa…