Imprimir
China pone a prueba su Transit Elevated Bus
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Los problemas de tráfico, contingencia y hacinamiento cada día son más graves, ciudades enteras se ha ido paralizando debido a la cantidad de vehículos que circulan a diario; es por ello que muchos fabricantes se han dado a la tarea de pensar en nuevas formas de movilidad y China es un ejemplo muy interesante pues en reciente fecha ha iniciado las pruebas del Transit Elevated Bus (TEB) con el que reinventa el transporte público; sin duda éste puede convertirse en el transporte del futuro. El vehículo está diseñado para utilizar las carreteras ordinarias y es capaz de deslizarse sobre la parte superior del tráfico, el sistema y su diseño es moderno y futurista.

Este moderno vehículo debutó como prototipo en la China Beijing International High-Tech Expo (CHITEC); pero recientemente se llevó a cabo una prueba en la carretera de Qinhuangdao, provincia de Hebei, al norte de China sorprendiendo a todos puesto que se asemeja a los modelo de vehículos futuristas en películas de ciencia ficción.


La primera prueba del TEB en la ciudad de Qinhuangdao evaluó el sistema de frenado, así como el arrastre y el consumo de energía del vehículo, de acuerdo con TEBtech, compañía que ayudó a construirlo. Se espera que el autobús llegue a una velocidad de 60 kilómetros por hora y sea capaz de recorrer una distancia mucho mayor en muy poco tiempo, en comparación con los vehículos que viajarían por debajo de él.


El primer compartimento construido y probado tiene una longitud de 22 metros con un amplitud interior de 7.8 m, lo que permite una capacidad de 300 pasajeros; sin embrago el prototipo cuenta con 4 compartimentos que transportarían a mil 200 personas en un solo vehículo, algo sumamente eficiente y que abona por mucho en la movilidad.


El acceso al TEB se lleva a cabo mediante rampas que se despliegan desde los costados del autobús y permitirán a los pasajeros bordar a nivel de calle, minimizando las grandes inversiones en infraestructura, en comparación con la construcción de un nuevo metro, aunque las funciones del TEB serían las mismas, en palabras de  Bai Zhiming, el ingeniero a cargo del proyecto “su coste de construcción es menos de una quinta parte del metro”.


El autobús abarca dos carriles de ancho y está diseñado para circular por vías especiales a ambos lados de la carretera que tendrían que ser construidas a lo largo de las rutas destinadas a su circulación...

 

Lee la nota completa en nuestra revista impresa...